Soy madre de tres, trabajo como auxiliar de laboratorio en una Universidad y tengo una vida como la de miles de familias chilenas. Mi lucha social comienza cuando el cáncer llega a nuestra familia, llevándose a mi sobrino de tres años y revelando ante nuestros ojos la cruda realidad de que, en Chile, tus derechos dependen del tamaño de tu billetera.

La indignación y rabia fueron un motor que con el paso del tiempo se transformó en acción, propósito y esperanza. Con familiares y amigos levantamos una agrupación de Padres de Niños Oncológicos, donde hemos podido visibilizar la realidad del cáncer infantil en nuestra región.

Luego de estar por años conociendo la realidad de los niños, niñas y adolescentes oncológicos de la región, estoy convencida de que ha llegado el momento de decir basta al inmoral lucro en salud. No puede ser posible que las familias tengan que hacer bingos y completadas para salvar la vida de alguien que se enferma de cáncer, sobre todo si es un hijo o hija. No puede ser posible.

Es indigno.

Me niego a seguir aguantando eso.

Voy a constituyente porque estoy convencida de que la salud tiene que ser un derecho garantizado, y que tu situación económica no puede ser la diferencia entre la vida y la muerte. Muchos colaboradores y colaboradoras de la organización, junto con personas de gran corazón que hemos ido conociendo se han sumado a este esfuerzo, aportando con su conocimiento y experiencia, vivencias e ideas. Profesionales, estudiantes, trabajadores y trabajadoras. Adultos y adultas mayores. Todos y todas dando lo mejor de sí para que la salud sea la punta de lanza, pero también acompañada de los muchos otros derechos que nos han sido limitados a la gran mayoría: educación, medioambiente, trabajo, pensiones, vivienda, justicia.

Quiero invitar a todos y todas a creerse el cuento. Somos las personas comunes y corrientes quienes vivimos las carencias del sistema, y quienes tenemos la responsabilidad de hacer algo al respecto.

Agradezco al tremendo equipo de trabajo que respalda esta candidatura, y espero poder contar con tu apoyo en este momento histórico que vive nuestro país.

Escríbenos a contacto@elenabolados.cl